Además de los mantenimientos rutinarios, revisamos los elementos del vehículo que más sufren:

Correas de Distribución

La correa de distribución sincroniza los cuatro tiempos del motor, la apertura y cierre de las válvulas de admisión y escape y la chispa de la bujía. Es prácticamente imposible para un conductor medio detectar su deterioro, así que la mejor previsión es reponerla por una unidad media en base a los intervalos aconsejados por el fabricante.

Embragues

El embrague es un sistema que permite tanto transmitir como interrumpir la transmisión de una energía mecánica a su acción final de manera voluntaria. Nos encargamos de que funcione a la perfección en todo momento.

Bombas de agua

Trabajamos para que la bomba de agua esté en perfectas condiciones. Si la bomba de agua pierde líquido, el circuito de refrigeración del motor deja de estar asegurado y el motor acaba por sobrecalentarse con el riesgo de averiarse.

Dirección y suspensión

Nos encargamos de mantener en perfecto los sistemas de dirección y suspensión de su vehículo. Cualquier anomalía en estos campos puede resultar de una gran importancia para la seguridad de la conducción.

Transmisiones

Mecanismo encargado de transmitir potencia entre dos o más elementos dentro de una máquina. Son parte fundamental del vehículo, muchas veces clasificado como uno de los dos subgrupos fundamentales de los elementos de transmisión y elementos de sujeción.