Cuando llega el momento de sustituir las ruedas de nuestro coche nos suelen surgir infinidad de dudas sobre, por ejemplo, las diferencias de agarre entre una goma u otra en función de su precio. ¿Quieres conocer las herramientas que tienes a tu disposición para poder realizar una comparativa de neumáticos eficaz? Para que no tengas dudas, hoy te vamos a dar una serie de criterios que sin duda te ayudarán en esta tarea, aunque siempre puedes acudir a Neumáticos La Unión para que nuestros expertos te orienten.

Sistema de etiquetado

Para facilitar la búsqueda de los usuarios a la hora de realizar comparativas entre neumáticos, la Unión Europea introdujo hace tiempo (noviembre de 2012) un sistema de etiquetado con el que es posible conocer, con un simple vistazo, características como la resistencia a la rodadura, la adherencia en superficie mojada o el ruido que genera la goma al girar. Sin embargo, este sistema de etiquetado no valora la vida útil de los mismos, ya que depende en buena medida del tipo de conducción o de la cantidad de carga que transportemos en nuestro coche.

Resistencia de rodadura

Aun así, podemos realizar una buena comparativa de neumáticos basándonos exclusivamente en la información que proporciona el sistema de etiquetado. Empecemos hablando del primer apartado, la resistencia de la rodadura, que nos ayudará a elegir unas ruedas con las que podremos ahorrar combustible, pues a menor resistencia menor consumo. La puntuación va de la A, que determina la mínima resistencia, hasta la G, que sería la peor posible.

Agarre en superficies mojadas

Uno de los factores más importantes a la hora de decidirte entre unas gomas u otras debe ser el del agarre que ofrezcan sobre superficies mojadas. Cuando realices una comparativa entre neumáticos, debes fijarte en este apartado, pues aunque no sea con el que ahorres dinero a la hora de pasar por el surtidor, puede llegar a salvar tu vida en caso de que tengas que realizar una frenada de emergencia. De nuevo, al igual que en el apartado anterior, la puntuación va de la A, que determina el mejor rendimiento de frenada, hasta la G, que sería la peor posible.

Por último, pero no por ello menos importante, ya que determinará en buena medida tu confort a bordo del coche, tenemos el apartado que mide el ruido de rodadura. Decimos que determinará el confort porque a mayor sonoridad exterior, mayor será la cantidad de ruido que llegue al habitáculo. En este caso, la sonoridad viene determinada por una serie de ondas, siendo tres lo más ruidoso y uno, el más silencioso.