El cambio de aceite, es uno de los momentos clave en el mantenimiento anual del vehículo, ya que es el encargado de lubricar todos los componentes del motor y por lo tanto, uno de los elementos que garantiza el rendimiento y alarga la vida útil del vehículo.

Es importante saber cuándo debemos cambiar el aceite del coche, ya que, además de lubricar, ayuda a disipar el calor generado por el rozamiento durante la combustión. También se encarga de recoger todas aquellas impurezas, como pequeñas partículas de metal, que se acumulan en el motor. En función del tipo de aceite que utilice tu coche tendrás que sustituirlo con mayor o menor frecuencia, aunque la recomendación general es sustituir el aceite cada 20.000 Km. o al menos una vez al año. En cualquier caso, siempre es aconsejable seguir los periodos indicados por el fabricante del vehículo.

No sólo debemos sustituir el aceite del coche periódicamente, también debemos revisar con cierta frecuencia el nivel y el estado en el que se encuentra pero, ¿cómo lo hacemos? Para ello debemos recurrir a la varilla medidora para comprobar visualmente que la cantidad de aceite se encuentra dentro de los márgenes de llenado. Si bien, hay ciertas marcas de automóviles que ya no incorporan este tipo de medidores de nivel en sus modelos, en su lugar recurren a indicadores digitales que avisarán al conductor en caso de que la cantidad sea insuficiente.